7 noviembre, 2017
Ayuda a frenar el cambio climático, compra en empresas éticas

Ayuda a frenar el cambio climático, compra en empresas éticas

El giro oceánico del Pacífico Norte, uno de los cinco grades giros oceánicos del Planeta Tierra, cuenta con un nuevo e inesperado continente surgido de la irracionalidad, de la falta de empatía, del consumo desmedido. La acción del ser humano, su impacto sobre el medio ambiente, ha dejado su especial huella en el mar en forma de isla de plástico, y es tan grande, que a modo de broma macabra para generar conciencia, algunos ya han pedido que se declare a la gran mancha de basura del pacífico, como país independiente con moneda propia. Y es que a ver si con un poco de humor empezamos a darnos cuenta de que nos estamos cargando la vida en la Tierra, que es nuestro hogar, y de que no estamos solos, que este planeta lo compartimos con el resto de las especies, y que estas son las principales víctimas de nuestra barbarie.

La cantidad de basura generada por el ser humano ha dado lugar a un verdadero desastre medio ambiental, y en su mano está el ponerle freno. Envases de plástico, latas, botes de vidrio, bricks, papel y cartón… Todo esto es susceptible de ser reciclado, y por lo tanto, deberías hacerlo, por tu salud y por la del planeta en su conjunto. Y es que la cantidad de energía necesaria para reciclar es mucho menor que la que se consume para fabricar un material desde cero. Por no hablar de la deforestación, la sequía o la extinción de cientos de especies animales.

El problema de las bolsas de plástico es especialmente grave, y para muestra, la ya tristemente famosa isla de la contaminación. Por eso, utiliza una bolsa multiuso de las que venden en el super por un módico precio cuando tengas que ir a la compra, usa las bolsas que vayas guardando para depositar los desperdicios y pasa de las bolsas de basura tradicionales, y si necesitas bolsas de plástico para tu establecimiento, procura que estas sean biodegradables, le harán un enorme favor al mundo, pero también a tu empresa, ya que la conciencia ecológica es, a día de hoy, un valor añadido.

La solución está en nuestras manos

Cada vez son más las empresas conscientes del grave problema medio ambiental del momento, causante de la inversión térmica y del cambio climático que está poniendo todo patas arriba, y donde tiene que llover hay sequía y restricciones de agua donde antes la había para dar y tomar. Por eso, en Plásticos Genil están especializados en la fabricación y comercialización de bolsas de plástico biodegradables, idóneas para el comercio por su resistencia, flexibilidad y comodidad. Sus bolsas de plástico biodegradables y baratas son fabricadas con materias primas procedentes del almidón de maíz o de patata, bajo unos estrictos estándares de calidad que cumplen con la normativa EN 13432 que regula las bolsas biodegradables compostables. En todas sus bolsas de plástico biodegradables aparecen claramente impresos, según las exigencias de la norma, los logotipos que la identifiquen como fabricada con materiales biodegradables compostables, los logos de la entidad certificadora que ha auditado el material del fabricante de la bolsa de plástico como material biodegradable compostable y el número de certificado del fabricante.

Todo lo que podamos hacer hoy es poco para que todo este desastre no vaya a más, y tenemos información de sobra, no dejemos que las futuras generaciones, los animales no humanos, las especies vegetales, sufran las consecuencias de nuestra irresponsabilidad, de nuestra falta de conciencia, de nuestra locura consumista.

Recuerda que si hay demanda, crece la oferta, y si el conumidor exige empresas éticas, no tendrán más remedio que adaptarse a las nuevas necesidades de una población cada vez más concienciada de que las grandes empresas son las principales responsables de todo el caos medio ambiental, y que traerá en el futuro consecuencias desastrosas para la humanidad y para todos los habitantes del planeta.

Categorías