1 septiembre, 2017
Calderas ecológicas

Calderas ecológicas

No te puedes hacer una idea de lo que contaminan las calderas. Por ejemplo en Madrid todavía funcionan 800 calderas de carbón la mayoría en la almendra central y unas 5.000 de gasóleo, por lo que creo que una medida efectiva para luchar contra la contaminación es que se prohibieran o que las administraciones públicas incentivaran activamente su sustitución. Lo mejor es cambiarlas por calderas ecológicas, por ejemplo las que produce Eco Cima, ya que tiene unas calderas de condensación de gas que son ideales.

¿Qué es una caldera de condensación?

Quizás te suene a chino, pero simplemente es una caldera que reutiliza el calor que emite. Existen varios tipos de calderas de condensación en el mercado: calderas de apoyo, calderas combi, calderas regulares o sistema de caldera.

En Eco cima – Eficiencia Bioclimática cuentan con un equipo propio de instaladores altamente cualificados y autorizados para la instalación y mantenimiento de todos sus productos con más de 5 años de experiencia instalando y manteniendo en calderas.

Ahorro

La principal ventaja de estas calderas es que convierten más cantidad de gas en calor utilizable. Frente a las calderas convencionales que son en un 70 o un 80% eficientes, las de condensación pueden llegar a ser en un 108% eficientes. Aunque requieren una mayor inversión inicial, reducen la factura de la calefacción hasta en un 40% por lo que en poco tiempo puedes recuperar el dinero adicional que has tenido que invertir inicialmente. Y lo más importante, saber que no estás contaminando.

Los gases contaminantes son el dióxido de azufre, óxidos de varios de nitrógeno (NOx) y monóxido de carbono. La materia de partículas pueden ser de hidrocarburos no quemados, hollín y partículas. La mala calidad del aire se mide también en términos de dióxido de azufre, óxido de nitrógeno y las partículas. La verdad es que me quedo a cuadros cuando compruebo que todavía existen calderas de carbón. No tiene ningún sentido que se siga utilizando,  ya que se trata de una energía totalmente descatalogada y fuera de lugar en el siglo XXI en una ciudad moderna.

Es evidente que sería preferible sustituir las calderas de carbón y gasóleo en las ciudades a cortar el tráfico generando trastornos enormes al conjunto de la ciudadanía y de la economía, como se pudo comprobar en Madrid hace unos meses, ya que estas medidas relativas al tráfico, aunque llaman mucho la atención, en realidad no consiguen prácticamente nada.

Muertes por contaminación

Los datos son bien claros. La Agencia Europea del Medio Ambiente (Aema) expone que en España murieron en el año 2013 (último año del que se tiene datos oficiales), 23.940 personas por muerte prematura a causa de las partículas contaminantes existentes en el aire. 4.280 más fallecieron a causa del NO2 (dióxido de Nitrógeno) y 1.760 más por sobreexposición al O3 (Ozono). En total suman 29.980 personas

Si no tienes muy claro qué tipo de caldera tienes que instalar en tu casa. No te precipites consulta en internet y habla con expertos, porque ellos seguros que te asesoran.

Categorías