4 enero, 2018
Los Beneficios para la Salud de Tomar Una Copa de Vino

Los Beneficios para la Salud de Tomar Una Copa de Vino

 Ya lo advertía Séneca “El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza”.

Y es que mucho se ha escrito sobre el vino y a muchos ha inspirado, el vino llena nuestros banquetes y mejores celebraciones.

Es un perfecto regalo para llevar a una cena improvisada, pero, además también es beneficioso para nuestra salud un pequeño, pero muy relevante dato de esta bebida digna de los dioses.

Hay quienes hacen del vino su pasión y terminan teniendo sus propias bodegas en casa, su colección de botellas de años inmemoriales y todo un protocolo para catarlo con propiedad. Desde la adquisición de las copas adecuadas, como varios amigos que siempre las compran en Exportcave, uno de los mejores portales online de copas de vino.

En efecto, tomar alcohol no siempre es malo, en el caso del vino, por ejemplo, puede ser hasta beneficioso, eso sí siempre que lo hagamos con moderación.

Estudios Científicos que Afirman las Bondades del Vino

Diferentes estudios apuntan en esta dirección, en ellos se afirma que una copa de vino tinto al día puede ayudar en la prevención de muchas enfermedades cardiovasculares, ya sea en hombres como en mujeres.

Además, sus efectos también son muy positivos para la prevención de la demencia, la diabetes o enfermedades de los huesos.

De hecho, en un estudio de la Universidad de Tuffs en Boston en Estados Unidos se demostró que las mujeres que consumen vino de forma moderada tienen menos posibilidades de perder masa ósea que aquéllas mujeres que no beben, puesto que el vino tiene un efecto muy positivo sobre nuestros huesos.

Junto con estos beneficios el consumo moderado de vino también ayuda a mejorar la salud de nuestro corazón.

En un estudio de la Universidad de Harvard se concluyó que las personas que consumen vino en dosis moderadas tienen un 30% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.

El riesgo a padecer depresión también es otra de las cosas que podemos prevenir con un consumo de vino moderado. A esta conclusión se llegó tras un experimento en el que se halló que, tanto hombres como mujeres que bebían entre 6 o 7 vasos de vino por semana eran menos propensos a padecer de depresión.

Resulta curioso que siendo el vino una bebida que se remonta a la época de los romanos sea ahora cuando se empiezan a conocer sus efectos positivos y ventajas para la salud.

Otra de las propiedades menos conocidas de los derivados del vino y de la uva es su capacidad para reducir los efectos dañinos de los rayos UVA. Esta información aparece publicada en la revista The Journal of Agricultural Food and Chemistry. En el estudio se señalan como los flavonoides del vino y las uvas evitan que se produzcan especies reactivas de oxígeno (ROS) que son dañinas para las células de la piel.

Entre otros de sus múltiples beneficios también están el de ayudar a hacer la digestión, mejorar la circulación sanguínea, reducir los riesgos de padecer diabetes, prevenir el envejecimiento prematuro de las células de la memoria, mejorar las varices, favorecer la asimilación de proteínas o prevenir enfermedades como la retinopatía diabética.

 

Categorías