15 octubre, 2020
El hormigón ecológico existe y ya forma parte de nuestras vidas

El hormigón ecológico existe y ya forma parte de nuestras vidas

Por fin ha llegado un momento en el que parece que todo lo que suene a ecológico merece un sitio en nuestra sociedad. Hay muchas personas que han trabajado mucho en los últimos tiempos para que así sea. Y es que la necesidad que existe de cuidar nuestro entorno es muy grande. La Tierra se encuentra en un estado de degradación que podríamos considerar como avanzado y eso obliga a que todos los seres humanos pongamos de nuestra parte algo que reduzca el impacto de nuestras acciones. Desde luego, es lo mínimo que podríamos hacer.

Hay muchas maneras de hacer esto posible. Por ejemplo, reciclando realizamos una contribución para que las materias primas de la Tierra ganen en esperanza de vida. Además, reducir la emisión de gases y vertidos contaminantes tiene una repercusión de lo más grande en nuestra capa de ozono. Apostar por materiales ecológicos, a fin de cuentas, contribuye a que nosotros y las generaciones que están por venir tengan más opciones de disfrutar de un entorno tan rico como el que ha tenido la Tierra a lo largo de muchos siglos y que ahora se ha visto amenazado.

Tradicionalmente, hemos visto en algunas industrias una fuente de contaminación o de degradación de nuestro entorno. La industria del ladrillo, la de la construcción, se ha visto afectada por esa fama. Pero lo cierto es que ha puesto de su parte a la hora de darle la vuelta a la situación y realizar una contribución por el medio ambiente. Desde luego, ha conseguido llevarla a cabo a través de la composición de un nuevo modelo de hormigón que, según los expertos, puede ser considerado como ecológico. Se trata de una noticia excelente y que clarifica que también la industria de la construcción tiene mucho que decir en lo que respecta al cuidado de nuestro entorno.

Una noticia que fue publicada en el portal web de Ecoticias informaba precisamente sobre este asunto, que es una de las grandes revoluciones del mercado del hormigón en España. Se trata de un ejemplo más que evidente de que la construcción también tiene esa capacidad para ser ecológica que tanta gente le ha negado durante tantos años. Nadie puede dudar ahora de que hay maneras de que la industria de la construcción genere un impacto positivo sobre nuestro medio ambiente. Es algo que hace no mucho ni siquiera podíamos imaginar.

La existencia de un hormigón ecológico es algo que ha revolucionado a la industria de la construcción y que ha dejado claro que esta puede tener una influencia positiva sobre el medio ambiente. Desde Ebrocorte nos indican que la mayoría de entidades que solicitan sus servicios ya suelen preferir el trabajo con hormigón ecológico. Se trata de un material que presenta la misma calidad que el hormigón tradicional y que representa una responsabilidad íntegra y comprometida con el entorno que nos rodea, algo que debería ser objeto de todas las empresas en un momento tan difícil para el medio ambiente como el actual.

España aumenta su producción de hormigón al año 

Una noticia que fue publicada en el portal web de El Periódico del Azulejo aseguraba que estaba creciendo la producción de hormigón en un país como el nuestro. En concreto, ese crecimiento estaba siendo el 13%, impulsado principalmente por la construcción de vivienda nueva. Nos deja tranquilos saber que buena parte de ese hormigón ya es ecológico, algo que permite que España haya ganado puntos en lo que tiene que ver con su compromiso con el medio ambiente y que, gracias a esto, se haya visto reforzada su imagen en el exterior.

A nadie le cabe la menor duda de que continuar en esta órbita es indispensable para que el efecto contaminante del ser humano sobre la Tierra se vea reducido. Esta es una necesidad que ya debe ser calificada como urgente y que, desde luego, debe ocupar un lugar destacado en las agendas de los gobernantes de todos los países del mundo. En caso de que no sea así, los problemas nos van a empezar a amargar la vida más pronto que tarde. Y eso, en mayor o menor medida, lo sabemos absolutamente todos y todas.

El problema medioambiental que rodea a la Tierra nos compete a todos y todas, como individuos, como empresas o como instituciones públicas. Nadie puede quedarse al margen, porque cualquier contribución es poca. Y es que está claro que, si no nos tomamos este asunto en serio, lo vamos a pasar realmente mal. Y lo vamos a pasar mal más pronto que tarde. Todo el mundo debe tener en cuenta que lo que le pase a nuestro planeta acarreará consecuencias para todas las personas que lo pueblan. Si no somos capaces de tomar las medidas acertadas por parte de cada uno de nosotros, la vida, tal y como la conocemos, se habrá acabado.

Categorías