7 julio, 2020
Manchas en los dientes: cómo combatir a estos enemigos de la sonrisa perfecta

Manchas en los dientes: cómo combatir a estos enemigos de la sonrisa perfecta

A todos nos gusta que nuestros dientes estén blancos y relucientes. Para ello lo primero que necesitamos es mantener una buena higiene dental, además de tomar en cuenta que hay algunos alimentos y bebidas que contribuyen a manchar la dentadura y generar caries, mientras otros si que pueden ayudarnos a tener nuestra sonrisa más limpia y dificultar su manchado.

En este caso, el dicho de ‘somos lo que comemos’ se aplica a la perfección, ya que muchas veces el estado estético de los dientes de muchas personas es consecuencia de su dieta de alimentos y bebidas. Por su parte, las bebidas son las que más daño causan,  primero porque solemos ingerir más líquidos que sólidos en nuestro día a día y segundo, porque su estado líquido aprovecha la porosidad del esmalte y calan más.

En cualquier caso, no se trata de evitar a toda costa estos alimentos, sino más bien de tener un consumo responsable. Si quieres tener una dentadura blanca y brillante, debes consumirlos de forma moderada y realizar un buen cepillado con dentífrico y enjuague bucal al terminar cada comida, para evitar que queden restos de los mismos entre los dientes y tengan un mayor efecto de desgaste del color. Así mismo, hay que tomar en cuenta que el efecto de desgaste que estos alimentos tienen sobre el esmalte de nuestros dientes varias de acuerdo a cada persona, ya que  hay personas que por cuestiones puramente genéticas tienen mejor esmalte que otras.

Los 10 alimentos que manchan nuestra sonrisa

  1. Vino:

Tanto el vino tinto como el blanco son el principal enemigo de una sonrisa blanca. Sin embargo, la composición del tinto, que comprende la acidez y la presencia de taninos y cromógenos, es aún más dañina para los dientes. Así, si consumimos este elixir de los dioses de forma regular, va transformando el blanco de nuestros dientes en un ligero tono púrpura.

  1. Café:

La bebida más popular a nivel mundial pero también la que más daño ocasiona a la coloración natural de los dientes, debido su alta concentración de cromógenos.

  1. Refrescos, gaseosas, bebidas azucaradas y energéticas:

El alto contenido en azúcares de este tipo de bebidas es en extremo dañino, no solo para el esmalte de los dientes, sino también para su salud, ya que también son la principal fuente de caries. A su vez, a este grupo se le unen las bebidas energéticas para deportistas, ya que diversos estudios demuestran que son un peligro para el esmalte de los dientes, debido a su alto contenido en ácidos.

  1. Té:

Los taninos presentes en esta bebida contribuyen a manchar la dentadura. Las variedades más dañinas son el té negro y el rojo, los cuales les dan un toque amarillento.

  1. Frutas y verduras de color intenso:

En este grupo encontramos los arándanos, las moras, las cerezas y verduras como la remolacha. En su caso, su potente pigmento se adhiere a la pieza dental hasta mancharla. Incluso, la acidez presente en los cítricos puede representar un factor de riesgo.

  1. Salsa de soja y vinagre:

Salsas de fuerte coloración como es el caso de la de soja (compuesta de agentes decolorantes) o el vinagre de Módena también son capaces de dañar el esmalte y generar manchas.

  1. Caramelos:

Su presencia en esta lista de enemigos del esmalte y de los dientes es más que obvia, gracias a la alta cantidad de colorantes y de azúcares que tienen, y que ocasionan que los dientes se manchen, así como la aparición de caries.

  1. Curry

La especia que se usa en la elaboración de estos platillos deja la dentadura con un tono amarillo o naranja

  1. Colutorios con clorhexidina:

Aunque no son alimentos, forman parte de la lista porque hay colutorios que contienen clorhexidina, un elemento indicado para las inflamaciones de las encías tras las cirugías y que cuando se usa de forma continua, puede manchar los dientes.

  1. Tabaco:

Este tampoco es un alimento, pero  igual atraviesa nuestra cavidad oral  y es uno de los grandes responsables de las manchas en los dientes.

¿Qué tipos de manchas existen?

Una vez que conocemos los alimentos o hábitos que pueden manchar nuestra dentadura, también necesitamos reconocer los tipos de manchas que existen en nuestro camino hacia combatirlos y recuperar una blanca sonrisa. A grandes rasgos, podemos definir tres tipos de manchas diferentes:

Manchas marrones

Este tipo de manchas son muy visibles porque son más oscuras que el resto del esmalte dental. Suelen ser superficiales, por lo que son más fáciles de quitar, y están provocadas por el consumo de café, té y tabaco.

Manchas amarillas

Lo más frecuente es que este tipo de manchas sean resultado de la ingesta de alimentos ácidos como el limón, la naranja, la lima, el vinagre, etc. Este tipo de alimentos desgasta la capa de esmalte, que se vuelve más fina, y deja a la vista la dentina, que es de color amarillo.

Manchas blancas

Por su parte, las manchas blancas en los dientes tienen diferentes explicaciones. Por ejemplo, se pueden deber a una nutrición deficiente en la que no se está consumiendo las cantidades necesarias de calcio o hierro.

Otras veces, este tipo de manchas aparece como resultado de alguna caries que empieza a provocar la descalcificación del esmalte. Y por último, estas manchas pueden deberse a un exceso de flúor cuando los dientes se estaban desarrollando durante nuestra niñez.

Cómo minimizar las manchas sin dejar de disfrutar de los placeres de ciertos alimentos

El equipo especialista de la Clínica Dental David Alfaro te recomienda practicar los siguientes hábitos para minimizar las manchas en los dientes:

  • Utiliza pajita: Si utilizas una pajita al ingerir aquellas bebidas que se consideran agresivas para el esmalte de los dientes, estarás limitando su contacto y reduciendo la aparición de manchas y la falta de brillo.
  • Cuida tu higiene bucodental: Cepillarte los dientes después de cada comida, en especial si has consumido alimentos que pueden decolorarlos, te ayudará a evitar la aparición de nuevas manchas. Antes de hacerlo, debes esperar que pasen unos 30 minutos para evitar que la acidez de los restos de comida dañe tu esmalte. Te recomendamos utilizar una pasta de dientes blanqueadora, en una cantidad el equivalente al tamaño de un guisante.
  • Evita las pastas de dientes naturales: Utiliza una pasta de dientes que contenga fluoruro o hidroxiapatita, ya que estas trabajan para re-mineralizar los dientes y fortalecerlos. Si tienes dientes sensibles, busca una pasta que tenga hidróxido de calcio, que no tiene los mismos resultados minerales que la hidroxiapatita. Para estar más seguros, alterna esto con el uso de una pasta blanqueadora, ya que contienen sílice, que ayuda a limpiar las manchas que puedan juntarse entre las limpiezas regulares.
  • Hilo dental: debes intentar convertir el uso del hilo dental en un hábito de higiene.
  • Utiliza un enjuague bucal sin alcohol: El alcohol reseca la boca, limitando la producción de saliva, por lo que si lo utilizas demasiado, puede secar tus encías e impedir su nutrición, lo que a su vez, provoca su retracción.
  • Mantente hidratado: Cuando se consume cualquier comida o bebida pigmentada, es importante beber mucha agua. Así neutralizas el PH de las caries y ayudas a limpiar la comida y bebida de la boca.
  • Cómete las verduras: Al comer hojas, o verduras que tienes que masticar, ayudas a quitar algunas de las manchasde los dientes e impides que la placa se asiente.
  • Hazte una limpieza dental: Es importante que te realices una limpieza dental cada seis meses. Así eliminarás la placa bacteriana y el sarro acumulado, previniendo enfermedades de las encías, y además,  reducirás las manchas más superficiales. Este se trata de un tratamiento sencillo, indoloro y eficaz que no dañará tu esmalte y que puede realizarse tantas veces como lo indique tu profesional de la salud.
  • Sométete a un blanqueamiento dental: Es considerado el método más eficaz para eliminar las manchas de los dientes en su totalidad. Se trata de un procedimiento libre de dolor que incluye una limpieza bucal profunda y la aplicación de un gel que, al aplicarle una luz led, láser o rayos ultravioletas, blanquea los dientes de forma efectiva.

Alimentos al rescate: los 3 comestibles que blanquean la sonrisa

Otra recomendación para mantener una sonrisa de 10 es incluir en tu dieta aquellos alimentos que ayudan a blanquear tu dentadura:

  1. La manzana

Su textura natural ayuda a mantener los dientes limpios y favorece la secreción de la saliva, neutralizando los ácidos que afectan el esmalte. Otras aliadas del mundo vegetal son la coliflor, las judías verdes, y en general, las frutas y verduras ricas en fibra y que crujan al morderlas como el apio o los rábanos.

  1. Los lácteos

El ácido láctico que poseen el queso y el yogur natural sin azúcar ayuda a equilibrar el pH de la boca, lo que evita que se desarrollen las bacterias causantes del deterioro del color natural de tus dientes. Además, proporcionan calcio y minerales que potencian nuestra salud dental.

  1. El chocolate negro.

Está demostrado que el chocolate sin leche con una alta concentración de cacao (del 70% en adelante) es un aliado del esmalte dental, ya que contiene una sustancia llamada teobromina que fortalece los dientes e impide que las bacterias produzcan el ácido que ataca su esmalte.

 

Categorías