16 enero, 2019
Nunca es tarde para arreglar esa horrible dentadura

Nunca es tarde para arreglar esa horrible dentadura

La ortodoncia invisible, es aquella que emplea un material, que apenas se ve, y por lo tanto, es más estético que otros, como los tradicionales brackets de aluminio, por ejemplo, que cubren el diente, ya al hablar o al sonreír, se dejan ver con facilidad. Hay quien los encuentra hasta sexis, pero lo cierto, es que la mayoría de las personas, preferirían no tener que usarlos. Sobre todo, llegada una edad. Son much@s los que piensan que ya tienen muchos años para llevar ortodoncia, que eso, es más bien cosa de niñ@s y jóvenes, y que l@s mayores, se ven muy raros con unos hierros ocupando toda la parte anterior de los dientes.

Nuevos avances en el campo de la odontología

Afortunadamente, el sector de la odontología, ha desarrollado un tipo de ortodoncia más discreta, tanto, que apenas se ve, es prácticamente invisible y además, es mucho más higiénico, ya que se puede quitar para comer, cepillarse los dientes o cuando el paciente así lo necesite.

Hemos hablado con Ana, quien usa ortodoncia invisible desde hace poco, y esto es lo que nos ha dicho: Tenía la dentadura echa un asco. Recuerdo que siempre ha sido así, desde que era pequeña. Pero mi madre, nunca se preocupó, sus dientes también daban pena y supongo que pensaba que era lo normal. A mi padre, que en paz descanse, no lo llegué a conocer. Pero supongo que sería una cuestión genética. Pero el caso es que he llegado a la edad adulta con esta dentadura. Tengo un puesto de mucha responsabilidad y quiero que me tomen en serio. Siendo mujer, me cuesta el doble y una ortodoncia tradicional, no haría más que favorecer esa imagen, que ya de por sí, tienen los hombres de las mujeres. Soy jefa de ventas en una importante compañía, manejo grades cuentas y tengo a muchas personas bajo mi responsabilidad. La ortodoncia invisible, ha sido la solución a mis problemas. En cuanto le comenté mis dudas a mi dentista, la Dra. Eva Azagra Calero, y entonces me habló de Invisalign. Se trata de una Ortodoncia invisible con alineadores transparentes, como alternativa a los brackets fijos tradicionales. No hay tratamiento más cómodo y eficaz si quieres tener una sonrisa que cambie tu aspecto. Y en  Cooldent Clínica Dental lo han conseguido. Me han devuelto las ganas de sonreír. Aquí, realizan ortodoncia invisible de calidad, previo estudio de las necesidades de cada paciente, tras un estudio gratuito.

Invisalign es un revolucionario tratamiento de ortodoncia que consiste en una férula transparente en cuyo interior se colocan unos accesorios para controlar el desplazamiento de los dientes hacia la posición natural. Cada dos semanas, el propio paciente, puede cambiarlo,  atendiendo a las indicaciones de un programa informático en 3D que permite determinar la evolución de la corrección en cada momento.

A esta mujer, le ha ido muy bien, pero para cada caso, existen diferentes alternativas, según las circunstancias, ¿quieres conocer los distintos tipos de que existen en la actualidad?

 Ortodoncia invisible más allá de invisalign

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual, es prácticamente igual a los brackets de toda la vida, solo que menos gruesos y se colocan en la parte posterior de los dientes, de forma que apenas pueden ser percibidos desde el exterior. Existen modelos estándar, pero, por norma general, que los aparatos y los brackets se diseñan a la medida de cada paciente mediante un programa informático en 3D.

Alineadent, es similar al Invisalign. Es un corrector dental que consta de unos alineadores removibles e invisibles, que consiguen mover y corregir la dentadura por medio de la presión que estos ejercen sobre la misma, suave y controlada, y como se pueden quitar (se cambian cada dos semanas), facilita su limpieza y también la de los dientes,  a diferencia de otros tratamientos que favorecen la acumulación de suciedad provocando futuros problemas en dientes y encías, y puede se encuentra disponible en la Clínica Ábalo, donde diseñarán Alineadent a tu medida, totalmente adaptado a ti y específico para tu dentadura.

Así que, ya no tienes excusa para no arreglar esa horrible dentadura, y el precio, tampoco es un problema, ya que solo cuestan un poquito más que los tradicionales brackets. ¿Todavía te lo estás pensando?

Categorías