12 marzo, 2021
Apostar por ciudades costeras más pequeñas puede beneficiar la salud de nuestra atmósfera

Apostar por ciudades costeras más pequeñas puede beneficiar la salud de nuestra atmósfera

Son muchas las cuestiones que deberían tenerse en cuenta si el objetivo de nuestra sociedad en los tiempos que corren sigue siendo el de mejorar la calidad de nuestro entorno y de nuestro medio ambiente. El reciclaje, la reducción de las emisiones de efecto invernadero a nuestra capa de ozono, la reducción del uso de combustibles fósiles para los medios de transporte o el fin de los príncipes un solo uso son solo algunas de las piezas angulares que tenemos que seguir para llevar a buen puerto nuestra misión. Y además de todas esas, hay otras muchas más. 

Los expertos han anunciado en múltiples ocasiones que no es sano para nuestro medio ambiente que haya ciudades superpobladas. En España, hemos podido comprobar como la campana de contaminación de nuestra capital, Madrid, es cada día un poco más grande y amenaza cada vez un poquito más la vida de sus habitantes. hay que tener cuidado con este tipo de situaciones y, sobre todo, no permitir que cada vez más ciudades están superpobladas en el interior de nuestras fronteras, algo que, sin embargo, ocurre con más frecuencia debido a que hay determinados lugares de la costa española que son poblados hasta la extenuación durante los meses de verano. 

Seguro que muchos y muchas de quienes estáis leyendo estas líneas conocéis el nombre de alguna ciudad de las que os estamos hablando y que se sitúa en la costa mediterránea. Es lógico que la gente que quiere veranear apueste por este tipo de zonas, pero el consejo que os vamos a dar en el día de hoy es que apostéis por municipios que no estén tan poblados como lo puede estar, por ejemplo, Benidorm. Hay muchas más opciones de las que creemos. 

El municipio de Denia es uno de los que, casi sin pretenderlo, se ha convertido en una salvación para la calidad del ambiente en la costa mediterránea. Su oferta turística permite diversificar a toda la población que desea veranear a orillas del Mediterráneo. Y ya sabemos que eso es algo que beneficia sobremanera al medio ambiente, puesto que el ser humano contamina menos si vive en puntos diferentes a si lo hace de manera colectiva en un solo lugar. Conseguir esa diversificación era uno de los propósitos de los profesionales de Romer Playa. Y ellos mismos consideran que lo han cumplido con creces. 

Según una noticia que fue publicada en la página web del diario Expansión, España es uno de los países con mejor calidad del aire del mundo. Y esto se ha conseguido gracias a la labor de mucha gente que se ha concienciado a lo largo de los años y que ha permitido que la cosa mejore, aunque sea un poquito. Eso sí, no nos podemos fiar en absoluto de que todo el trabajo está hecho. Queda mucho camino por recorrer para lograr esa sociedad que tanto queremos y que tanto nos hace falta para estar a salvo de todos los peligros que conlleva un medio ambiente contaminado y caracterizado por la mala acción del ser humano. 

Otra noticia, en este caso publicada en la página web del 20 Minutos, aseguraba que los niveles de contaminación del aire en nuestro país habían descendido y que la Unión Europea, incluso, había descartado expedientar a nuestro país. Teniendo en cuenta la actitud tan seria con la que se toman estos asuntos en Bruselas, es bastante meritorio que nuestro país haya evitado una multa con trabajo bien hecho. Son las cosas que nos enorgullecen sobremanera y que hay que seguir realizando de cara a los años que están por venir. 

Toda acción es poca 

Luchar contra elementos como lo son el cambio climático o la contaminación de nuestro entorno es difícil. Es como luchar en una guerra. Cualquier mínimo esfuerzo es necesario para que la situación mejore y para que los peligros que nos amenazan se vean reducidos. Solo con esta actitud es posible luchar contra cuestiones que están poniendo en peligro la salud humana y que, desde luego, nos tenemos que tomar en serio si queremos que nuestro bienestar siga caracterizando nuestra vida en la medida de lo posible. Tenemos muchas cosas por hacer en este sentido todavía. 

Aportar cada cual nuestro granito de arena es importante. Y que las diferentes empresas y gobiernos de un país hagan lo propio también es fundamental. A nadie le cabe la menor duda de que solo con acciones combinadas entre diferentes actores sociales podremos tener la oportunidad de mejorar nuestro entorno y hacer que todas las personas que vayan a habitar nuestra Tierra en el futuro tengan la oportunidad de ser tan felices como podemos serlo nosotros y nosotras ahora. Es de justicia que brindemos esa oportunidad a las generaciones futuras.

Categorías