16 julio, 2019
Darles una segunda oportunidad a nuestros coches los hará más sostenibles

Darles una segunda oportunidad a nuestros coches los hará más sostenibles

Nos ha tocado vivir en una etapa de la evolución en la que, por suerte, cada vez estamos más concienciados con nuestro planeta y es que hasta hace pocos años estábamos destruyendo la Tierra a pasos agigantados. Hoy en día, la realidad es que esta mentalidad está cambiando e intentamos llevar un rumbo mucho más sostenible y cuidadoso con todo el medio que nos rodea. Un gran paso, el primero de ellos, que estamos llevando a cabo y que podemos ver en muchos de los aspectos de nuestro día a día, siendo el del sector de la automoción, por afectarnos a la inmensa mayoría de los habitantes del planeta, uno de los más mediáticos. En este campo, grandes urbes como París, Londres o Madrid ya están dando pasos de cara a la restricción del tráfico rodado por los núcleos urbanos, sin embargo, este es solo uno de los ejemplos de los muchos que tenemos y que harán de nuestros coches, un modo de desplazamiento mucho más sostenible y más concienciado. Por ello, para conocerlo más profundamente, a lo largo de este post os desvelaremos algunas de las claves maestras del futuro de la automoción.

Tal y como os hemos avanzado en la introducción, hoy en día se están llevando a cabo diferentes acciones para hacer del automovilismo, un sector mucho más verde. Esto es algo que, sin duda alguna, no será fruto de un día, puesto que, en la actualidad, la inmensa mayoría del parque móvil global se mueve mediante motores de combustión, los cuales se alimentan a base de gasolina y diésel. Un combustible que, poco a poco se ha de ir sustituyendo por otras energías alternativas mucho más limpias. Sin embargo, la realidad es que no hay que matar a los vehículos actuales de un plumazo, puesto que, aunque contaminan, lo cierto es que ya están construidos, con lo que sus emisiones serán siempre menores a las que produciremos en caso de tener que fabricar un coche nuevo. Es por ello por lo que, para evitar estas emisiones innecesarias a la atmósfera, siempre que se pueda, intentar darles una segunda vida a nuestros coches es una de las mejores opciones que podemos llevar a cabo. Para que esto sea así, nuestra recomendación es que ante cualquier problema de motor, acudáis a Grupo Holland Ibérica de Automoción y es que ellos son expertos en la reconstrucción de motores, así como en cajas de cambios, por lo que, antes de mandar nuestro coche a un desguace y contaminar en este proceso y en el de fabricación de un modelo nuevo, esta es una de las mejores opciones que tenemos en la actualidad para ser más sostenibles. Y es que la reconstrucción no solo nos permite tener una mayor concienciación ecológica, sino que también nos permite devolver a la vida a auténticas joyas de la automoción como es el caso de un Alfa Romeo 8C 2900B Touring Berlinetta, considerado el coche con más prestigio del mundo y que tras su restauración se vendió en el Retromobile de París por un valor de 16,7 millones de euros, lo que nos deja ver cual es el valor que puede alcanzar un coche si le damos una segunda oportunidad.

Y es que si bien es cierto que los coches de hoy en día son mucho menos contaminantes de lo que lo eran los de antaño, también es cierto que fabricarlos hace que enviemos un importante número de emisiones a la atmósfera, de ahí que, en la medida de lo posible, os recomendemos rescatar vuestros viejos automóviles. No obstante, para todos aquellos que tengáis que comprar un coche nuevo, la oferta actual ya incluye vehículos completamente eléctricos, los cuales no contaminan a la atmósfera, aunque, por desgracia, su precio todavía está al alcance de muy pocos, así como su autonomía todavía no es capaz de hacer una competencia directa a los vehículos de combustión. Además, el problema existente con la falta de infraestructuras para su carga, los hace todavía tener una presencia muy residual en nuestro parque móvil actual.

Los combustibles del futuro

Si bien es cierto que la tendencia actual apunta hacia coches totalmente eléctricos, la realidad que nos encontramos es bien distinta, dado que la red actual no sería suficiente para dar cabida a miles de cargas de vehículos de forma simultánea, de tal forma que se sobrecargaría y se caería. Así, otras marcas están optando por biodiesel para sus vehículos o hidrógeno, entre otras apuestas. Pero la realidad es que sea cual sea la opción, todavía es un sueño a medio y largo plazo.

Categorías