4 marzo, 2020
Alternativas naturales a los productos químicos de limpieza

Alternativas naturales a los productos químicos de limpieza

Seguro que tienes tu casa limpia y reluciente. Pues claro, tu casa es tu refugio, tu lugar favorito en el mundo, y como tal, has de cuidarlo. Cada día limpias tu casa con afán, desinfectas y proporcionas un olor característico, ese olor que tanto te gusta y que incluso, podrías decirse que te define. Pero para conseguir un hogar impoluto, muchas veces, sin saberlo, estás poniendo tu salud y la de los tuyos en peligro, y también pones en peligro al medioambiente. La mayor parte de los limpiadores convencionales son terriblemente abrasivos y contienen una enorme cantidad de productos químicos que ayudan a eliminar los restos de comida, suciedad y grasa que pueden resultar perjudiciales para las personas, los animales y la naturaleza. Todos ellos están elaborados con elementos químicos muy nocivos.

Ecokimia, la alternativa a los limpiadores convencionales

Por eso, si así lo deseas, puedes sustituir tus limpiadores tradicionales, por los nuevos limpiadores ecológicos de Ecokimia, una empresa que fabrica productos de limpieza y desinfección ecológicos y al alcance de todos los bolsillos. En su amplio catálogo, cuenta con una gran gama de productos con distintas aplicaciones, válidos tanto para profesionales como para particulares. ¿Sabes que sus productos son 10 veces más concentrados que los convencionales? Pues sí, lo cual quiere decir que se reducirán los costes, se necesitará menos espacio para almacenarlos y menos residuos al medioambiente. En fin, que todos son ventajas con sus revolucionarios productos. Además de estar súper concentrados, estos productos de limpieza son de fácil manejo, muy seguro y, por supuesto, ecológicos, por lo que tienen una baja clasificación toxicológica.

Los productos de limpieza de Ecokimia son la alternativa perfecta a la lejía, amoniaco, ambientador en spray, salfuman , entre otros, que son muy peligrosos para la salud y para el medioambiente. Por ello, esta empresa apuesta por la fabricación de productos ecoeficientes en todos las fases del proceso de elaboración, desde el diseño, hasta su destino final y desecho de los residuos.

En Ecokimia, llevan más de 30 años fabricando productos para diferentes sectores y apostando por la calidad y respeto por el medioambiente.

Otra opción es que fabriques tú, tu propio limpiador casero. Es posible elaborar, de manera natural, infinidad de productos para limpiar, desengrasar, desinfectar o ambientar el hogar, sin dañar tu salud ni la del medioambiente. En este post te vamos a decir cómo se hace un lavavajillas casero totalmente natural y ecológico. Si quieres aprender, continua leyendo este post. Te resultará muy interesante.

Cómo fabricar tu propio limpiador casero en sencillos pasos

Fabricando tu propio lavavajillas, te estarás protegiendo de elementos tóxicos que pueden afectar a tu salud y al medio ambiente y al mismo tiempo, conseguirás ahorrar una importante cantidad de dinero.

Los elementos básicos que componen el jabón son: Cloro, alquilo fenoxi etanoles (APEs), diclorometano (DCM), dietanolamina (DEA), dioxano, fosfatos, lauril sulfato de sodio/lauret y fragancias sintéticas que aportan buen olor, y al fregar los platos, se van a los ríos y mares, lo que afecta a la biodiversidad del agua.

Ingredientes:

  1. 1 taza de vinagre blanco.
  2. 3 tazas de agua mineral.
  3. Media pastilla de jabón de glicerina rallado
  4. 4 cucharadas de jugo de limón
  5. 4 cucharadas de sal gorda
  6. 2 cucharadas de bicarbonato sódico

Elaboración:

  1. Mezclar en una olla el agua y el vinagre y calentar a fuego medio.
  2. Una vez que hierva, bajar el fuego.
  3. Introducir el resto de los ingredientes sin dejar de remover, y siempre a fuego medio y por este orden: la sal, el jugo de limón, las ralladuras del jabón de glicerina y las dos cucharadas del bicarbonato de sodio. No olvides que cada uno de los ingredientes ha de disolverse antes de añadir el siguiente, si no, no se conseguirá una mezcla homogénea.
  4. Y ya está. Ahora solo tienes que esperar a que enfríe y meterlo en una botella, correctamente etiquetada. Puedes reciclar una vieja de lavavajillas, o utilizar otra adecuada para ese fin.
  5. Recuerda, estos productos de limpieza, aunque sean naturales, han de alejarse del alcance de los más peques.

A pesar de ser cantidades muy pequeñas, a largo plazo, pueden resultar muy peligrosas para tu salud y para el medioambiente. Los problemas derivados del uso de productos químicos van desde el asma a irritación de la piel, pasando por enfermedades más serias, provocadas por la exposición lenta, pero continuada, a estos productos.

Ya lo sabes, por tu salud y la del medioambiente, hazte eco.

Categorías