8 mayo, 2022
Dieta vegana contra la obesidad

Dieta vegana contra la obesidad

Si está buscando un buen motivo para tener un seguro de vida, te lo voy a dar: la obesidad, que junto al sobrepeso constituye un serio problema de salud pública, que puede tener consecuencias fatales, e incluso mortales, ya que se sabe que está detrás de problemas cardiovasculares y cerebrovasculares, muy serios.

Según los datos de la Encuesta Europea de Salud para España, el mayor porcentaje de obesos en España se da en la Comunidad Autónoma Gallega, seguida de Andalucía y Asturias. En el otro extremos se encuentra Navarra, el País Vasco y las Islas Baleares, con el porcentaje más bajo de personas que sufren obesidad y sobrepeso.

Una buena alimentación rica en frutas y verduras frescas y libres de grasas saturadas y azúcar, el ejercicio físico regular y el abandono de los malos hábitos como el tabaco y el alcohol, contribuyen a mantener un buen estado de salud. Pero tener una vida saludable, no siempre garantiza el tener una larga y feliz vida. Las personas enferman, inevitablemente, y eso no podemos cambiarlo. Lo que sí podemos cambiar son las probabilidades que tenemos de enfermar e incluso las condiciones físicas y mentales con las que llegaremos a la vejez cuidándonos y mimándonos tanto como podamos.

Somos lo que comemos

Somos lo que comemos. Sabias palabras del filósofo Feuerbach. Es cierto que existe una tendencia a engordar mayor en unas personas que en otras, pero también lo es que si se consumen más calorías de las que se gastan, se engorda, y cuando es al revés, pues ocurre lo contrario, se adelgaza. Hay metabolismos más rápidos que otros, sí, pero el principal causante de la obesidad es, por norma general, la mala alimentación y la falta de ejercicio físico.

A continuación te proponemos un menú diaria para adelgazar, totalmente vegano y muy saludable.

Lunes

  1. Desayuno: Un vaso de café con leche de arroz, 30 gramos de avena y un puñado de almendras.
  2. Medida mañana: 1 plátano y una naranja.
  3. Comida: Una porción de arroz integral con verduras a la plancha y una ciruela de postre.
  4. Merienda: Un vaso de leche de avena y un mini bocadillo de paté de tofú.
  5. Cena: Ensalada de rúcula y tomates cherry y un melocotón.

Martes

  1. Desayuno: un vaso de café con leche de soja natural con edulcorante y 1 una tostada de pan integral con aguacate y tomate y algunas nueces.
  2. Media mañana: una manzana y una naranja.
  3. Comida: ensalada de quinoa con espárragos y alcachofas. Fresas con nata de soja.
  4. Merienda: un vaso de leche de almendras y tostada de pan integral con tahini.
  5. Cena: salteado de brócoli, calabaza y tofu . Una pera de postre.

Miércoles

  1. Desayuno: un vaso de leche de avena con 5 nueces picadas y pasas. Medio vaso de zumo de naranja.
  2. Media mañana: un café con leche de avena con muesli.
  3. Comida: ensalada de garbanzos con verduritas de la huerta y un albaricoque de postre.
  4. Merienda:: medio bocadillo de pan integral con tofu, tomate y rúcula. Un vaso de leche de coco.
  5. Cena: seitán a la plancha con ensalada y patatas cocidas. Una pera de postre.

Jueves

  1. Desayuno: un vaso de leche de avena con una tostada de pan integral con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y avellanas.
  2. Media mañana: un vaso de leche de almendras con plátano y fresas.
  3. Comida: hamburguesa de lentejas en pan integral con ensalada. Melón de postre.
  4. Merienda: un bocadillo de paté de espárragos y unas nueces.
  5. Cena: ensalada mixta y un melocotón de postre.

Viernes

  1. Desayuno: café con una tostada de pan integral con mermelada de frutas sin azúcar.
  2. Media mañana: un té y un bollo integral con tofú y lechuga. Una naranja.
  3. Comida: guiso de verduras y patatas. Fresas y melón.
  4. Merienda: un vaso de leche de almendras con 20 gramos de avena.
  5. Cena: hamburguesa de seitán con arroz integral y ensalada. Una naranja.

Y este es solo un ejemplo de dieta vegana porque, en realidad, hay cientos de menús semanales por Internet.

El problema radica en que muchos de nosotros vemos este tipo de menús y pensamos «qué aburrimiento», pero en realidad es solo la idea preconcebida que tenemos de lo que podría ser una dieta vegana lo que nos obliga, en cierto modo, a pensar así. Por ejemplo, ¿sabías que puedes comer un montón de dulces veganos deliciosos? Imagínate una tarta de chocolate estupenda apta en la dieta ¿a qué la percepción ya cambia un poquito? Si echas un vistazo a los dulces veganos de Crudicakes, alucinarás con todo lo que se puede comer siendo respetuoso con los animales y el medio ambiente. ¿Te animas?

Categorías