10 mayo, 2022
El pan también puede ser ecológico

El pan también puede ser ecológico

Vivimos en la era de la ecología. Y afortunadamente cada vez tenemos más conciencia. Todo ha pasado a ser ecológico. Los alimentos, los productos de belleza, de limpieza, los automóviles, la ropa….y por supuesto, también algo tan importante en nuestra vida como el pan. El pan es una de las formas de alimentación más antigua que se conoce. Desde el momento en que se conocieron las semillas. Cada vez que comemos pan estamos haciendo un homenaje a la tierra, a lo que nos dio la vida. Y si lo hacemos de forma natural aún más.

Lo que no se puede hacer es consumir pan artificial. De ese que ya no sabe a pan. De ese que ya no te recuerda a tu infancia cuando lo comías en el pueblo con tu abuela. Por eso, hay que aplaudir cuando te enteras de que una empresa ha apostado por hacer pan de manera ecológica. ¿Cómo? Pues nosotros te lo contamos.

Pan Integral de Espelta sin Sal

Este pan se elabora con espelta, que es un trigo primitivo, cuyas propiedades son bien conocidas y apreciadas desde antiguo en Europa. Su valor nutritivo es comparable al de la avena, según nos indican desde Rincón del Segura. Es rica en proteínas, carbohidratos, vitaminas A, B y E y sales minerales, como magnesio, fósforo, hierro y potasio. Su consumo diario reduce los niveles de colesterol y regula el metabolismo. Ofrece una mayor cantidad de aminoácidos esenciales que el trigo común y también lo supera en riqueza vitamínica y mineral. Algunas personas alérgicas al trigo digieren bien la espelta, pero no los celíacos que no pueden asimilar el gluten.

Pan integral de centeno

Este pan es recomendable para consumo diario en personas de vida sedentaria, pues ayuda a mantener la elasticidad de los vasos sanguíneos. Además, es rico en ácido fólico (regenerador de la sangre) y sales minerales: hierro, sodio, potasio, calcio, yodo y flúor. El pan de centeno tiene un sabor característico que al final hará que te habitues a repetir. Se presentan en formato de barra, molde mediano rebanado o sin rebanar y hogaza. Se puede congelar para su posterior consumo.

Pan integral

Quizás esto no puede sonar tan común, pero seguro que en los próximos tiempos se hace muy famoso. Este pan está hecho en base al grano de khorasan, trigo ancestral rico en sales minerales y vitaminas del grupo B. Muy apreciado porque produce menos alergias o intolerancias al gluten que los trigos modernos ya que el organismo humano está más adaptado al tipo de proteína de los trigos antiguos. Este pan se presenta en Rincón del Segura en formato barra o molde mediano rebanado o sin rebanar. Se puede congelar para su posterior consumo.

Pan integral de trigo sarraceno

El pan integral de trigo sarraceno está elaborado con harina molida en nuestro molino. Este pan que te ofrecemos es suave y fácil de digerir. Tiene el sabor natural del sarraceno, perfecto en el acompañamiento de cualquier comida y al tacto es esponjoso pero un poco húmedo.  Se presenta como pan entero y cortado. Esta pan integral de trigo sarraceno aguanta en sitios fríos entre 10 y 15 días y cabe la posibilidad de congelarlo. Pero ojo porque puede contener trazas de gluten.

Pan blanco de espelta

El Pan de Espelta Blanco está elaborado con harina blanca de espelta cultivada de forma ecológica y molida en molino de piedra. La harina de espelta blanca con germen es el principal ingrediente de este pan, al que solamente añadimos agua de mar, agua dulce y levadura madre. La Espelta es un trigo primitivo, cuyas propiedades son bien conocidas y apreciadas desde antiguo en Europa. Su valor nutritivo es comparable al de la avena. Es rica en proteínas, carbohidratos, vitaminas A, B y E y sales minerales, como magnesio, fósforo, hierro y potasio. Su consumo diario reduce los niveles de colesterol y regula el metabolismo. Ofrece una mayor cantidad de aminoácidos esenciales que el trigo común y también lo supera en riqueza vitamínica y mineral. Algunas personas alérgicas al trigo digieren bien la espelta, pero no los celíacos que no pueden asimilar el gluten. Se presenta en formato de barra, molde mediano rebanado o sin rebanar y hogaza. Se puede congelar para su posterior consumo.

¿Qué te han parecido estos panes? Pues lo mejor no es leerlo, lo mejor es probarlos, y comprobar que estás comiendo sano y encima todo está muy bueno. Palabra de honor.

Categorías