7 marzo, 2016
En la vejez, buen trato y respeto

En la vejez, buen trato y respeto

Cuando llegamos a una edad avanzada lo que más nos debería preocupar es nuestro estado de salud por dos motivos: no ser una carga para nadie, y poder disfrutar de lo que nos queda de vida saludablemente, y aunque el verdadero trabajo para conseguir esto hay que hacerlo desde la juventud, cuidando nuestra alimentación y haciendo ejercicio, nunca es demasiado tarde. Ahora bien, llegados ya al punto en el que necesitamos ayuda lo que hace falta son buenos profesionales como los de benviure.com y digo esto porque con tanta noticia negativa sobre este sector a veces hace falta demostrar que hay granes expertos responsables trabajando en residencias geriátricas que velan sólo por la seguridad del anciano.

Por desgracia, unos cuantos a veces pueden denigrar a todo un colectivo y eso es lo que está pasando con las residencias geriátricas y a veces nos olvidamos de que hay verdaderos profesionales a los que les apasiona su trabajo y que hacen una labor encomiable que se ven arrastrados por toda esa vorágine de malas referencias que se ven y se oyen en los medios de comunicación debido a noticias como esta sobre una red que dejó desatendidos a 750 ancianos.

Un caso encomiable

Mi hermana pequeña es terapeuta en un centro asistencial para ancianos y adora su trabajo. Cuando hablas con ella te das cuenta de que es algo vocacional y que disfruta oyendo las historias que muchos de sus “abuelitos”, como ella los llama cariñosamente, le cuentan. Para ella, los pacientes que residen en los centros asistenciales, no son sólo su trabajo y medio de vida, son su razón para seguir esforzándose cada día y eso me llena de orgullo como hermano mayor porque está haciendo una labor digna de ser reconocida.

Benviure es uno de esos centros asistenciales que también merece especial reconocimiento, y no porque traten a sus pacientes como familiares, con cariño y atención, porque esto es algo que deberían hacer todas las residencias geriátricas, sino porque de desviven por ellos y lo demuestran cada día intentando hacer de su vida, o de la vida que les queda, un periodo lleno de experiencias vividas, por eso creo que, además de dar voz a todos aquellos que son víctimas de organizaciones o empresas sin moral que se benefician de ancianos que no pueden defenderse, también hay que darles voz a los verdaderos profesionales porque, desgraciadamente, se están viendo hundidos en prestigio y en imagen debido a todas estas noticias fatales que aparecen en los medios de comunicación diariamente.

Yo estoy trabajando para llegar a mi ancianidad en perfectas condiciones. Quiero valerme por mi mismo y quiero jubilarme sabiendo que me queda aún un largo periodo de vida en el que tendré tiempo libre para hacer muchas cosas y disfrutarlas pero, si no pudiera ser así, si me viera obligado a depender de alguien para todo, espero no ser una carga para mis familiares y poder pagarme una buena residencia donde me traten como a un familiar, y eso es lo mismo que deseo para todos y cada uno de los ancianos que forman parte actual de nuestra sociedad.

dewdwewdedreducida

Categorías