19 julio, 2016
Actividad fisica

Actividad fisica

Cuidarse es todo un estilo de vida, una religión para algunos y una odisea para otros, pero nadie puede negar que es beneficioso para nuestra salud y para nuestro entorno. Hemos hablado repetidas veces de la importancia de comer sano y equilibrado pero hoy vamos a hablar de la actividad física y el ejercicio.

Una gran parte de la población lleva una vida totalmente sedentaria que agrava problemas cardiovasculares, de circulación y, por supuesto, de obesidad. Normalmente, con hacer 30 minutos de ejercicio diario o 45 minutos dos o tres veces a la semana sobra para mantenerte en forma y con el cuerpo a punto. Hablamos, por tanto, de hora y media o dos horas a la semana de las 168 con las que cuenta. No es tanto si lo miramos desde este punto de vista, ¿verdad?

Sin embargo la mayoría de nosotros estamos demasiado ocupados como para dedicar 45 minutos cada dos o tres días al ejercicio físico, o directamente demasiado cansado y algunos nos escudamos en que nos falta fuerza de voluntad. Pues hay una cosa que debemos tener muy presente y es que cuando activamos un poco nuestro organismo, nuestros músculos, nos activamos a nosotros mismos al fin y al cabo, empezamos a tener menos cansancio, a ser más creativos y a tener más ganas de hacer las cosas. No es necesario matarse a hacer deporte, sólo abandonar el mando a distancia de vez en cuando en pro de la bicicleta, las zapatillas para caminar o incluso la música para bailar.

Una buena opción si eres de los que es la fuerza de voluntad lo que les falla, es contratar un entrenador personal que centre su atención en ti un par de veces a la semana y te anime, y obligue, a hacer el ejercicio que necesitas. Hace unos años confié mi estado físico a IFTraining, un entrenador personal a domicilio que me ayudó a sentir la magia de la actividad física en mi cuerpo: una vez que empiezas y consigues acostumbrarte al ejercicio eres tú quien lo demanda. Actualmente soy yo, por mi cuenta y riesgo, quien dirige mi actividad física pero ya he ganado una rutina y una asiduidad que no pienso abandonar. Fijaros si llevo ya años en el mismo  gimnasio que he pasado por tres remodelaciones, desde tener que entrar saludando a la recepcionista y enseñando mi tarjeta de socio, hasta tener que pasar por el típico torno o identificarme ahora con mi huella dactilar y una pulserita. De hecho, en esta última remodelación serví de consejera porque les recomendé los servicios de Gestigym, una empresa dedicada  a la venta e instalación de sistemas de control de acceso para gimnasios, y quedaron tan encantados con ellos que me rebajaron la cuota de socio durante tres meses. Fue genial.

shutterstock_255001651reducida

Lo que dicen los profesionales

Los expertos aseguran que el nivel saludable y recomendado de actividad física es de 30 minutos de ejercicio moderado durante cinco días a la semana. Moderado se feriere a que sea suficiente para estimular el corazón y los pulmones, es decir, que tienes que respirar más rápido, con una frecuencia cardíaca más elevada pero sin llegar a rendir el 100% de nosotros.

Los niños deben hacer al menos 60 minutos al día de este tipo de actividad pero a los adultos nos sobra con lo anteriormente dicho.

Si no estás acostumbrado/a al ejercicio y no puedes costearte un entrenador personal ni un gimnasio, empieza por caminar al menos durante 40 minutos a paso ligero y ve subiendo  el ritmo (que no el tiempo de ejercicio) hasta que notes que el siguiente paso es la carrera. Una vez llegados a este punto tienes dos opciones, pasarte al running o cambiar de ejercicio aeróbico (puedes optar por la bicicleta por ejemplo, o por los bailes como el zumba), pero siempre debes acordarte de estirar tras la actividad ya que esto te evitará problemas posteriores.

Categorías