15 enero, 2019
Cuida tus ojos

Cuida tus ojos

Los ojos son una parte vital de nuestro cuerpo. Todo nos entra a través de ellos. Sin embargo, los ojos también sufren los efectos del paso del tiempo y de agresiones como la exposición a pantallas de ordenador. Por eso hay que cuidarlos desde el primer día. Hay que adoptar una serie de hábitos saludables y sobre todo tomar ciertas medidas de prevención que deberíamos seguir para cuidar nuestros ojos y nuestra visión.

Para detectar lo antes posible cualquier problema ocular y ametropías, es decir en este grupo se incluye la miopía, astigmatismo e hipermetropía, es aconsejable realizar una revisión oftalmológica cada año. La degeneración macular y el glaucoma, entre otras patologías, tienen mejor pronóstico si son detectadas y tratadas precozmente. Los errores refractivos no corregidos conllevan un esfuerzo visual con dificultad para enfocar, fatiga ocular y cefaleas. Con una visita al Centro oftalmológicas Centrofarma es suficiente para comenzar con estos buenos hábitos.

Cosas a tener en cuenta

Como en todas las cosas, la alimentación es vital. Las vitaminas A, C y E, minerales como el zinc y el selenio, pigmentos como la luteína y la zeaxantina y los ácidos Omega 3, son esenciales para la retina y para retrasar el envejecimiento de las estructuras oculares. Estas sustancias se encuentran en las verduras, frutas, pescado azul, mariscos y frutos secos.

La superficie ocular se mantiene transparente gracias a la lubricación de la película lagrimal. Al parpadear recubrimos el ojo con dicha película. Cuando fijamos la vista sea en el ordenador, el televisor o un libro, reducimos la frecuencia y amplitud del parpadeo.

Protegerse del sol. La radiación ultravioleta (UV) produce alteraciones agudas y crónicas en todas las estructuras del ojo. Es imprescindible escudarlos, incluso en los días nublados, tras unas gafas de sol homologadas con protección garantizada.

Una iluminación adecuada es imprescindible para reducir la fatiga visual. Para leer debemos situar la fuente de luz detrás nuestro y enfocada en el libro.

No hay que frotarse los ojos. Ante una contaminación ocular por algún cuerpo extraño o por alguna sustancia química es aconsejable el lavado inmediato con agua limpia en abundancia, antes de acudir al oftalmólogo.

Enfermedades

El ojo seco es una de las consecuencias. Más de un tercio de los pacientes no encuentran un tratamiento terapéutico eficaz para su problema de ojo seco  que además suponga algo diferente al uso continuado de lágrimas o colirios. La operación láser para ojo seco de corta duración es una gran solución.

La ambliopía u ojo vago consiste en la disminución de la visión de uno o de los dos ojos sin que estén alteradas las estructuras oculares que no mejora con la corrección de la graduación y que se produce por una falta de estimulación adecuada durante el período de maduración de la visión. El tratamiento de la ambliopía consiste en el corregir la causa que la ha originado, además de estimular el ojo vago mediante oclusiones con parches, bien del ojo desviado o del contrario, y terapia visual con ejercicios y ayudas visuales. Todos los niños deben de someterse a una revisión oftalmológica para descartar la ambliopía antes de los 3 años de edad.

La degeneración macular es una enfermedad que provoca la alteración de la parte central de la retina conocida como mácula, la mácula es la responsable de la visión central que nos proporcionan nuestros ojos, cuando nos fijamos en algún detalle estamos utilizado nuestra mácula, la degeneración macular no provoca molestias ni dolor de ojos, por lo que el paciente puede padecerla y no percibir ningún síntoma hasta bien avanzado el proceso de degeneración macular.

Si durante el examen oftalmológico existen sospechas de la forma húmeda de DMAE al paciente se le realizarán una Angiografía Fluoresceínica (AFG) y una Topografía de Coherencia Óptica (OCT). La DMAE no es reversible y no tiene cura en la actualidad, pero hay tratamientos que pueden hacer más lenta su progresión y en ocasiones hasta detenerla. En el caso de la forma seca se suelen emplear suplementos de vitaminas vía oral. En el caso de la forma húmeda se puede realizar terapia fotodinámica mediante láser para destruir los vasos sanguíneos permeables, y terapia antiangiogénica mediante inyecciones para impedir la formación de nuevos vasos sanguíneos y el avance de la enfermedad.

Cuida tus ojos son lo valioso que tenemos. Si dejas de ver este mundo, ya nada volverá a ser lo mismo.

Categorías