8 enero, 2016
Hablemos de varices

Hablemos de varices

Aunque cada vez hay más personas que unen los términos belleza y salud, aún hay gente que piensa en estos conceptos por separado, craso error. Uno de los problemas que más me enervan en este sentido es el tema de las varices. Son antiestéticas, sí, pero también son un problema de circulación que puede llegar a ser muy grave. Cuando el problema ya es demasiado peligroso suelo recomendar tratamientos como los que ofrece esta clínica de Albacete, Artestética, porque piensan en ambos aspectos y no descartan ninguno de los dos como viene pasando en otros centros de salud o de belleza.

En Artestética realizan, al paciente, unas punciones apenas molestas para canalizar la microespuma a través de la variz. El paciente sólo nota las punciones iniciales y la microespuma es indolora. Las varices que se van tratando con este método tienden a desaparecer de la vista en un primero momento pero para una eliminación total hay que esperar un poco a que sean absorbidas por el propio organismo. De este modo, además de unas piernas preciosas, ganamos una mejora vascular y unas piernas más descansadas.

Las varices son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Las más habituales con las de las piernas pero pueden aparecer en otras partes del cuerpo. Se producen por una alteración de las válvulas venosas que no cierran bien y entonces la sangre empieza a acumularse en las venas haciendo que se dilaten.

Cuando las varices no son graves o se están iniciando podemos implementar algunas costumbres en nuestra rutina que pueden ayudarnos a mejorar la salud de nuestras piernas. Veamos algunos trucos que puede que os ayuden a no tener que pasar por quirófano ni por ningún tratamiento clínico:

  • Si pasas muchas horas sentado o de pie intenta sentarte o echarte cuando llegues a casa poniendo las piernas elevadas, por encima del nivel de la cadera. Con ellos los gemelos comprimen la zona posterior de la pierna, ayudando a las venas a drenar la sangre allí almacenaza.
  • Intenta bajar de peso si tienes algún muchelín porque el sobrepeso agrava el problema, así como el estreñimiento. Para ambos casos, una buena solución sería llevar una buena alimentación.
  • Si vas a viajar y has de pasar horas sentado, intenta levantarte cada 4 horas y andas un rato.
  • No lleves tacones elevados, aunque tampoco conviene ir demasiado plano. Lo ideal es llevar una buena suela cómoda y con algo de grosor.
  • Camina, nada o usa la bicicleta, pero sea lo que sea que prefieras haz un poco de ejercicio suave, esto te vendrá muy bien.
  • Aprovecha el momento de la ducha diaria para alternar el agua caliente con la fría sobre la zona de las piernas porque eso estimula el drenaje venoso, la circulación.
  • Si tienes posibilidad de ir a la playa camina por la orilla con el agua hasta las rodillas.
  • Disminuye la cantidad de sal que sueles tomar todos los días porque esta atrae líquido.
  • Evita las ropas ceñidas como fajas y calcetines con goma estrecha porque oprimen el territorio venoso y esto dificulta que la sangre procedente de las venas de las piernas regrese hacia el corazón.
  • Evita la exposición directa al sol porque este actúa dilatando las venas lo cual genera retención de líquidos.
  • Y sobre todo, cuidado con algunos medicamentos como los anticonceptivos y los parches sustitutivos de la menopausia porque pueden empeorar las varices. Háblalo con tu médico antes de empezar a usarlos.

Deja una respuesta

Categorías